Inmunidades y privilegios

El FLAR cuenta con inmunidades y privilegios en todos sus países miembros. El FLAR suscribió un Convenio Sede con la República de Colombia en 1992, en el que dichos privilegios fueron reconocidos.

Convenio Sede República de Colombia

Los privilegios e inmunidades reconocidos por el Convenio Sede son los siguientes:
  • Inviolabilidad de su sede, archivos, correspondencia y documentos que le pertenecen.
  • Inmunidades con respecto a cualquier forma de aprehensión forzosa que turbe el dominio del FLAR sobre sus activos, depósitos y otros recursos confiados a la institución, consistan en pasivos, representen patrimonio o sean producto de operaciones fiduciarias.
  • Inmunidades con respecto a acciones judiciales sobre sus activos, depósitos y otros recursos confiados al FLAR, ya sea que éstos consistan en pasivos, representen patrimonio o sean producto de operaciones fiduciarias.
  • Libre transferibilidad y convertibilidad de activos, en lo que hace relación con el cumplimiento de sus objetivos y funciones.
  • Exención del pago de toda clase de tributos y de responsabilidades respecto de su recaudo.

Naturaleza jurídica internacional e inmunidades

El Convenio Constitutivo del FLAR está registrado ante el Secretario de la Organización de Naciones Unidas, en cumplimiento a lo dispuesto por el Artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas y en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1980.

El Foreign Sovereign Immunities Act (FSIA) de los Estados Unidos —sección 1611— otorga inmunidades de embargo y de ejecución a los bancos centrales y/o autoridades monetarias extranjeras.

Aun cuando nunca se ha puesto a prueba su naturaleza jurídica bajo el FSIA, los abogados externos del FLAR afirman que existen sólidos argumentos para sostener que el FLAR sería considerado como una autoridad monetaria extranjera, bajo el FSIA.

En virtud de dicha opinión, creemos que el FLAR y sus activos serían inmunes de embargo y de ejecución.

Por otra parte, bajo el Restatement of the Foreign Relations Law de los Estados Unidos, el FLAR puede ser considerado como una persona jurídica separada y distinta de sus países miembros y, por tanto, las sentencias y laudos arbitrales, dictados contra sus países miembros o contra entidades públicas de sus países miembros, no pueden ser legalmente satisfechas contra el FLAR o sus activos.